Febrero 2016

MARÍA GUERRIERI
Intermitente


 

INTERMITENTE
Obras del 2000 a la fecha. 
No es una retrospectiva, sino la exhibición de las obras como arrebato de actuación de un pensamiento intermitente. 
Encender la luz para anunciar un giro, un cambio de dirección en el camino. Apagarla para seguir hacia adelante y bailar la arquitectura a oscuras. 
En la opacidad del viaje están todas las ventanas, escaleras, puertas y túneles tentando el recorrido. Cada uno para su lado, y todos al mismo tiempo. 
La determinación de la luz, natural y casi repentina, es la chispa de la espada de un sol demente que no parece y sí parece ser distinto cada vez que se ve.

Curaduría en colaboración con Maxi Masuelli